¿Es peligroso teñirte el pelo si estás embarazada?

pretty beautiful young woman dyeing hairs

Durante mucho tiempo ha existido la regla no escrita de que las embarazadas no deberían teñirse el pelo para no causarle ningún daño al feto. No está claro cómo se extendió esta idea, pero muchas mujeres siguen preguntándose si es seguro teñirse el pelo estando embarazada.

 La preocupación por las sustancias químicas de los tintes, como el amoniaco y el agua oxigenada, es comprensible, pero, según asegura StyleCaster, la concentración de estas sustancias químicas es muy baja. ¿Son suficientes esas bajas cantidades para suponer un peligro para la salud?
KOT2626 VIA GETTY IMAGES
¿Qué tan peligroso es teñirte el cabello estando embarazada?

Para responder a esta pregunta, la edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con cuatro médicos y, según todos ellos, la respuesta es simple: no. Si ya llevas tiempo tiñéndote el pelo y no has tenido problemas, tampoco deberías preocuparte si te quedas embarazada.

Estos cuatro médicos señalaron que el tinte normalmente no está en contacto con el cuero cabelludo tanto tiempo como para provocar daños.

“Simplemente no está en contacto con la piel el tiempo suficiente como para que se absorba en el torrente sanguíneo de forma que pueda ser peligroso para el feto. Mi valoración es que no pasa nada por teñirse el pelo”, asegura la doctora Angela Lamb, directora de dermatología en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York.

La doctora Jennifer MacGregor, del centro dermatológico Union Square Laser Dermatology de Nueva York, explica un poco más en profundidad esa cuestión y añade: “Aunque un cuero cabelludo intacto debería absorber muy poco tinte, un corte o un arañazo pueden provocar un aumento en la absorción”. Por lo tanto, si tienes alguna pequeña herida en la cabeza, probablemente absorberás más tinte, pero, ciertamente, aunque no estuvieras embarazada, tampoco sería recomendable teñirte el pelo teniendo heridas abiertas en la cabeza.

Algunos artículos recomiendan que las mujeres que quieran teñirse el pelo durante el embarazo lo hagan una vez superado el primer trimestre. Sin embargo, otros expertos como la doctora Cynthia Gyamfi-Bannermanmantienen que no es necesario esperar. Según afirma, si se habla de que hay que superar el primer trimestre es porque ese es el periodo en el que se forman los órganos del feto.

“Si prefieres ser ultraconservadora, en cualquier situación, con cualquier medicamento, puedes esperar hasta terminar el primer trimestre, pero realmente no hay ninguna razón médica consensuada que demuestre que sea necesario hacerlo”, defiende la doctora Gyamfi-Bannerman.

El principal problema que puedes sufrir al teñirte el pelo, estés embarazada o no, es irritación o alguna reacción alérgica al entrar en contacto el producto con la piel, defiende el doctor Fitzgeraldo Sánchez, director de dermatología en el Maiden Lane Medical de Nueva York.

Para estos cuatro médicos no hay pruebas concluyentes ni investigaciones suficientes para sugerir que teñirte el pelo pueda dañar al feto. Ha habido unos pocos estudios que relacionan el uso de tinte de pelo con un mayor riesgo de padecer determinados tipos de cáncer, pero también hay estudios que no encuentran ninguna relación en absoluto.

También hay que decir que hay muy pocas investigaciones al respecto, ya que realizar un estudio sobre los posibles efectos adversos de teñirse el pelo en embarazadas y fetos no es fácil, según indica la doctora MacGregor. Un estudio bien diseñado requeriría, por ejemplo, un grupo de mujeres embarazadas que no se tiñeran y otro grupo de embarazadas que se tiñeran el pelo con frecuencia o que estuvieran mucho tiempo en contacto con el tinte. Así, se podría analizar si en el segundo grupo se aprecia un incremento de problemas médicos con respecto al primero.

“Ante la posibilidad de que una sustancia potencialmente tóxica o carcinógena o un producto químico llegue hasta el feto, nadie correría el riesgo de realizar un estudio para conocer los límites de seguridad arriesgándose a dañar a un solo feto siquiera”, explica la doctora MacGregor.

Si aun así te preocupan los posibles efectos adversos que podría provocarte el tinte durante el embarazo, el doctor Sánchez sugiere que pruebes alternativas como los tintes vegetales, que no tienen las mismas sustancias irritantes. También puedes optar por hacerte reflejos o mechas balayage, opciones que no requieren que el tinte toque el cuero cabelludo. En la actualidad, hay un equipo de investigadores en la Universidad de Northwestern (Estados Unidos) realizando experimentos con un nuevo tipo de tinte que consideran menos dañino que los tradicionales, de modo que puede que en el futuro haya incluso más alternativas.

Si te tiñes el pelo en casa, asegúrate de leer bien todas las instrucciones del envase, de llevar guantes y de no dejarte puesto el producto más tiempo del indicado.

Pese a todo, la doctora Gyamfi-Bannerman insiste: “El consenso general y la información que les da el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos a sus pacientes es que, en términos generales, se considera que el uso de tintes es seguro”.